via sebastiansimon 9 months ago link 115 notes

Brand new Tumblr!

My first book and more

1 year ago link

Santa Sangre (Alejandro Jodorowsky, 1989)

Aproximación de noche de martes al psicomago Jodorowsky y su Santa Sangre, la vida dolorosa en un circo. Empieza la historia con un joven traumatizado por su padre-bestia, regente de un circo de los horrores que engaña a su mujer con una mujer-fiera hipertatuada. La mujer, que venera a una santa patrona de las violadas, entra en cólera y acaba con él, y pierde los brazos y su templo de las violadas. El hijo y su trauma, ya mayores, escapan de la institución mental y se convierten en las manos (físicamente) de su madre, que lo acapara y lo hipnotiza, y no le deja tener novia. Magistral película colorista del mago, que agita toda la pesadilla de la tradición calavérica mexicana y el esperpento del circo antes y después de la función. Un referente de la ficción cinematográfica weird y al mismo tiempo una poesía visual más cerca de los museos que de las filmotecas. Imprescindible.

2 years ago link 3 notes #cine #weird #jodorowsky

Cosmopolis, ratas rusas gigantes

La casualidad ha hecho que el estreno de Cosmopolis y el estar yo misma en Francia,
por ocio y no negocio esta vez, me haya llevado a la taquilla de los Opéra de París a ver
la película de Cronenberg en el mismo día en que se presentaba en el festival de
Cannes. Así que habiendo leído solo efímeros tweets del día y sin saber nada del
argumento me he sentado delante de la pantalla para el paseo en la limusina de Eric Packer (Robert Pattinson). Cosmopolis es un día en la vida de un broker arrogantemente joven y multimillonario que escoge el día del Caos en Nueva York para cruzar la ciudad en su limo con el mundano fin de cortarse el pelo en su sitio de confianza. El interior
ultrasilencioso del coche es el escenario de la película, y el viaje nada iniciático del personaje es su traslado agónico en una ciudad colapsada, mientras recibe en audiencia a un catálogo de personajes hiperexcéntricos que exponen sus teorías sobre el salvaje capitalismo que ha acabado con todo. Uno de ellos es la marchante de arte Juliette Binoche, que después del sexo urgente en el vehículo atiende a una de las peticiones del protagonista: conseguirle una Capilla entera de Rothko. Cueste lo que cueste. En este viaje weird por Manhattan, Robert Pattinson (correctísimo –es un actor profesional, ¿qué esperabais?- pero no memorable) se cita con un rapero que trae una triste noticia (escena favorita), una experta en teoría económica o su esposa, varias veces.

Las ratas se convierten en la nueva moneda de cambio, ratas rusas que aspiran a convertirse en el nuevo yuan mundial y un grupo salvaje de anarquistas que perturba el viaje de Eric Pecker. Y el líder del FMI asesinado en directo en televisión (risas de los franceses en la sala). El corte de pelo deriva en una extraña escena final, un pulso con el gran Paul Giamatti, a mi parecer muy larga.

El punto flaco de la película, y por donde se le escaparán los premios a Cronenberg es, a mi entender, el extensísimo diálogo-barrera, abrupto y opaco por momentos y el hecho de que con un escenario tan reducido Cronenberg tiene poquísimo espacio para maniobrar su cine. Me parece que es una historia que funcionaría mejor sobre las tablas del teatro. Espero leer textos de quienes hayan leído la novela de DeLillo y ver qué tienen que decir. De momento, no estaría mal que David Lynch viera esta película y se animara a volver a hacer cine.

2 years ago link #cine #cronenberg #cosmopolis

Alps, de Y. Lanthimos

Alps, tercera película de Yorgos Lanthimos, inaugura el Atlántida Film Fest y ahí me he conectado a verla en estos días griegos que tengo, antes de su estreno en salas. El listón estaba altísimo con Canino y lamentable he de decir que Lanthimos ha tirado la barra horizontal en el salto de altura. Canino era como el teatro épico de Brecht pero en incómodo y el acierto de aquella película era su prodigioso juego con el lenguaje (símbolos, signos y significados). Alps cuenta la historia de un grupo de gente desarraigada que toma el lugar de los muertos y acompaña a los familiares unas horas a la semana, ocupando el lugar de sus seres queridos y actuando como si fueran los ausentes. Vistiéndose como ellos, repitiendo sus frases y ayudándoles a superar el trance. El problema de este planteamiento, original, inquietante y distópico, es que aparta al espectador durante la primera media hora, y el potente sello Lanthimos -la precipitación de los acontecimientos hasta la irrupción de la violencia pasivoagresiva y la sangre- tarda demasiado en aparecer, dejándonos a ratos fuera de juego. La actriz protagonista, que interpreta a una enfermera, la veo demasiado parecida a su papel anterior en Canino. Va a ser muy interesante ver cómo Lanthimos huye en su cuarta película de la autoparodia y nos enseña algo nuevo. He votado a Alps con un 7 de 10 por el sello de autoría personalísimo y porque me encanta el griego (idioma), hablado así como a puñetazos. Podría incluso ser un 8 si no hubiera decidido quitarle un punto por fastidiar mis expectativas de que ésta fuera la primera gran película de 2012.

2 years ago link #cine #weird #griego

Bizarro Fiction

En Portland Oregon hay una reverberación de libros pulp que en Europa no pasa. Bizarro Central es una máquina que publica historias en forma de libritos tpb de 160 páginas que salen de mentes mordidas por ratones. Eraserhead Press se ha puesto al frente desde hace unos años y ha lanzado una colección de libros Bizarro que recuperan la weird fiction y la empapelan de macarrismo, cosas punks y pura literatura de evasión. Mis dos primeros acercamientos -vía Amazon- con los libros Bizarro, son estos dos que os recomiendo:

Cannibals in Candyland, de Carlton Mellick III

Autor buque insignia del sello -y en cuyo jardín no me gustaría cavar- que teje una historia de monstruos comeniños que están hechos de chucherías. El protagonista vive con sus esposas (su esposa y la madre de esta) y tiene un cerebro implantado que necesita airear de vez en cuando. Su misión en la vida es acabar con los monstruos engullidores de niños que nadie parece ver y que acabaron con sus hermanitos cuando era un niño. Creepysimo y brillante. Os preguntaréis si tal cosa se aguanta narrativamente. Sí.


The Starfish Girl, de Athena Villaverde

Adolescente que vive en un dome submarino y de cuya cabeza nace una estrella de mar. Lucha contra cangrejos chungos, se hace amiga de una mujer con pelo de anémona y una alga amarilla que está convirtiendo a los humanos en peces. Y empieza así (la traducción es mía): la chica estrella de mar camina entre esponjas marinas de color rosa, escogiendo aquellas que serían buenos tampones. Podría definirlo como un Spongebob meets kawaii meets Hayao Miyazaki con toque sexylésbico.

Iré contándoos mis puntuales acercamientos al Bizarro. Que nadie busque en estos libros textos elevados ni experimentales. Bizarro son las historias y no la forma. Es como ese cine de terror de los 80, surrealista y semipornográfico, al que se le tiene cierto cariño.

2 years ago link

My son, my son what have ye done (Werner Herzog, 2009)

Me asomo a mi primer Herzog en años como con cautela innecesaria: My son, my son, what have ye done (2009), película con todas las texturas de San Diego y Michael Shannon en otro papel más de perturbado, que acusa con fuerza el ojo del productor David Lynch. La película cuenta la historia de un matricidio con catana a manos de un hijo que ha visto a Dios en una lata de conservas y ha escuchado voces en Macchu Picchu. Su atónita novia es Chloé Sevigny, que intenta recomponer los últimos meses de Shannon para colaborar con la policía (Willem Dafoe normal). Segunda película memorable de Shannon, que brilló con histeria en Bug, de William Friedkin. La película tiene dos fetiches favoritos: flamencos rosas por todas partes y esa materia extraña que flota en las calles de las ciudades californianas y que David Lynch entendía muy bien en Mullholand Drive. Magistral dejar una pelota de básquet en unas ramas y que la recoja algún niño.

2 years ago link 1 note #cine #herzog #david lynch

Caras vintage para las películas

Cuidado con querer hacer una película cuya acción tiene lugar antes de los años 30 y no dar con las caras adecuadas. The Artist, la película que probablemente se lleve más Oscars este año -tal vez sea justo dado el nivel general de las nominadas-, padece este problema. Una película que recorre de una manera totalmente emo y muy al gusto de Hollywood el paso del cine mudo al sonoro, previo a la caída del sistema de estudios. Su principal issue es que su actriz protagonista no tiene cara de antigua, ni es lánguida, ni afectada, ni tiene unas naturales cejas pre-talkies.

En el otro extremo está la problemática de Helena Bonham Carter, condenada hasta el fin de los tiempos a los papeles de antigua, bruja o condesa loca por precisamente todo lo contrario. Keira Nightley también sabe de qué hablamos.

Consciente de lo que os cuento, el fotógrafo Steven Meikel ha tomado nota y ha fotografiado a Saoirse Ronan caracterizada como una musa renacentista para Vogue. Esta vez, con la cara vintage adecuada.

2 years ago link 1 note #cine